martes, 20 de enero de 2015

La sombra de una duda


Ella no tenía una canción con que recordarle, porque nunca le pusieron una banda sonora a su "relación".
Ella no tenía fechas que conmemorar, porque nunca tuvieron ni un principio ni un final.
Ella no tenía nada material a que aferrarse, porque él nunca le dio nada.
Ella no tenía una foto con él, porque nunca miraron juntos hacia el mismo objetivo.
Ella no tenía dónde ir a buscarlo, porque él nunca le enseñó el camino.
Ella no tenía ni idea de lo que él quería o pretendía, porque nunca se lo dijo.  

Pero ella le sentía. Le sentía en cada acorde que escuchaban  sus oídos, le sentía cada día que amanecía, le sentía en cada prenda que se ponía y en cada objeto que palpaba, le sentía cada vez que miraba al horizonte,  le sentía cada vez que buscaba en lo más recóndito de su corazón, y ella sentía... que le quería.
Pero sobre todo, ella sentía la sombra de una duda. La duda , de si algún día él volvería y la llevaría de nuevo a aquel lugar , porque un lugar sí me dijo que tenían. 
Un lugar que ella nunca supo precisar dónde se encontraba, pero que allí estaba. Un lugar en el que nada se oía, salvo las cosas que se decían. Un lugar en el que a nada olía, salvo al aroma de sus caricias. Un lugar en el que nadie les veía, solo ellos se miraban. Un lugar donde ella no sentía el frío, porque él la abrazaba. Un lugar, que dice ella que tenían. 
Un lugar... donde solo ellos existían.

Y ... mientras ella me lo contaba, yo también sentía la sombra de otra duda. 
La duda de su cordura.

Feliz semana pensando que ... "con cualquier cosa estoy mona!".
Besos




3 comentarios: