jueves, 1 de mayo de 2014

Todo un ritual

Por fin llegaron en esos días, en los que mi vestidor es puro flamenqueo. Porque para mi , vestirme de flamenca no sólo es colocarme un traje de volantes, para mi ... es todo un ritual.
Un ritual que comienzo en el mismo instante en el que pienso como será mi nuevo traje de flamenca , y que continúo en cuanto empiezo a sacar  los trajes y mantones de años anteriores para que "se le caigan las arrugas".

Un ritual , que celebro mientras elijo cada una de las flores que me voy a colocar , y los peinecillos o peinas con los que los voy a adornar .Y un ritual del que forman parte  detalles tan pequeños como el hecho de tener  una cajita de lunares con las horquillas suficientes que necesita mi moño.
Un ritual en el que no dejo pasar ni un detalle , porque mis  cosméticos se tienen que volver  flamencos y resistir cuantas horas voy a necesitarlos ,mis zapatos deben de ser monísimos además de  cómodos para no cansarme de estar ni de bailar, mis pendientes tienen que ser tan ideales como favorecedores a mi estilo, y el resto de mis complementos tienen que ser tan acordes como la ocasión lo requiere.

Y un ritual , que culmina en el instante que piso el Real  y me dejo llevar ...

Como dije el otro día , a cada uno lo que le guste !.
Así que , a las que nos guste vestirnos de flamenca , a disfrutar !!!.
Besitos y feliz ritual!

Y como os digo cada día ... "con cualquier cosa estoy mona!".


No hay comentarios:

Publicar un comentario