viernes, 14 de marzo de 2014

Otros corazones se romperían

Hace años que perdí la cuenta de los años que llevaba contándome sus aventuras y desengaños. Hace años que le escucho decirme las mismas cosas , y hace años que le doy las mismas respuestas. Sin embargo , esta vez ha sido distinta , esta vez ella no llegó queriendo y se fué sin querer. 
En esta ocasión ella no pretendía nada , ella no buscaba nada , y "casi" os puedo asegurar que ella no quería enamorarse. No sé si porque ya por fin se había olvidado de lo que era amar, que según  me decía era lo que quería , o porque simplemente no le apetecía recordarlo. 

Pero... le surgió  y se me enamoró , se me enamoró sin querer. Y tal vez sea la vez que más enamorada la haya visto, la vez que  me ha contado las cosas más tiernas, la vez que me ha transmitido  las ideas más claras, y la vez que más la he oído reír.
Me consta que ha sido una historia muy bonita . De esas en las que él la encontró  a ella sin pretender , mientras ella pretendía que no la encontraran. De esas en las que las casualidades del destino les hace coincidir , y coinciden ...  hasta que dejan de hacerlo.
Aunque ya os he dicho, que esta vez ha sido distinta.
Esta vez no le he escuchado un lamento ni le he visto una lágrima , esta vez sólo me ha dicho unas palabras carentes de reproches y  repletas de convicciones.
En esta ocasión , me ha contado que al igual que se enamoró sin querer, se ha desenamorado queriendo. Y lo ha hecho simplemente, porque sabía que lo sabía , y sabía que no podía ser. Y según me insiste , porque prefiere un dolorcillo más en el alma  para siempre ,a que de nuevo le partan el corazón por un tiempo.

Ya sabes , que en esta ocasión ... yo no he sabido que decirte . Porque si tenerse que desenamorar es duro, hacerlo voluntariamente  ni me lo imagino!.
Y cuento ésto porque admiro tu valentía . Porque si muchos de nosotros actuáramos de una forma tan contundente desde el preciso instante en el que llegamos a la conclusión de que "sabemos que lo sabemos"... tal vez, otros corazones se romperían.

Amiga, gracias por dejarme contar tu "historia". Por supuesto manteniendo mi juramento de que no diré quien eres , y aún corriendo el riesgo de que alguien cometa el grave error de pensar en quien no es.

Te quiero guapa!, y nunca me dejes de pensar que "con cualquier cosa estoy mona!".
Muaks

Pd; Y si os preguntais por él? pues... como no tuve el gusto de conocerlo , nunca pude oír su versión.





2 comentarios:

  1. Una historia preciosa...

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué belleza de una realidad que juega al escondite en los pliegues del alma!

    ResponderEliminar