lunes, 31 de marzo de 2014

Detalles de una boda

Para mi lo más importante de una boda , es que los novios la disfruten. Y en este caso los novios , además de ir guapísimos se lo pasaron genial. Tanto mi  prima María como Eduardo estaban espectaculares en todos los sentidos, cuanta felicidad irradiaban y qué novia más bonita!.
Cierto es que organizar una boda , es una tarea bastante complicada y hay que cuidar mucho cada elección. Pero en este caso, todo salió a las mil maravillas. Con unos invitados ideales,  con un fotógrafo de la categoría de Daniel Villalba , con unos amigos de los novios que son de lo más lindo y con unos padres y unas hermanas como los de los novios... nada podía fallar.
Otras de las cosas que más me gusta de este tipo de eventos , es que por fin nos podemos reunir toda la familia. Algo que a veces es casi un imposible, como el hecho de aparezcamos todos los primos en la misma foto. Esos primos que incluyen cónyuges y hermanos, y que  nunca me cansaré de decir que son  lo mejor que tengo.
Al igual que me encantan esos pequeños detalles , que además de ser originales , se convierten en un entrañable recuerdo. Como por ejemplo estas chapas que los novios personalizaron para que cada invitado eligiese la suya, haciéndonos sentir a cada uno de nosotros especiales. Ya veis que la mía era muy evidente y no la tuve que buscar mucho , porque no podía poner otra cosa que no fuese "con cualquier cosa estoy mona!".
Además del arbolito para dejar nuestras huellas, también me gustaron como detalles monos, el juego de pulsera y broche que eligió mi prima Trini, el cinturón de mi prima Ángela ,y las corbatas de lunares que llevaban  mis primos, monísimos ellos.
Sin embargo, siempre  temo de las bodas el famoso "qué me pongo'". Sobre todo , si te decides a ir de largo. Por eso en esta ocasión no me atreví a innovar, y opté por este vestido de Carolina Herrera , con un corte muy clásico a la vez que sencillo. Un vestido que sólo complementé con unos pequeños pendientes de azabache, un recogido espectacular que me hizo J. Aranyo y un maquillaje perfecto que me aplicó Rubén Díaz .
Y como broche final ... os tengo que contar que la novia tuvo el detalle de obsequiar a cada una de sus invitadas, con estos alfileres tan monísimos de cccemyrms.  

Gracias a María y a Eduardo , por ser unos novios tan maravillosos.
Enhorabuena y os deseo todo lo mejor, os quiero chicos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario