jueves, 26 de septiembre de 2013

Nunca antes de tiempo.

Nos pasamos media vida preocupándonos por lo que puede pasar, y lo que es peor aún , diciéndole a los demás que no se preocupen antes de tiempo, por lo que pueda ser que pase.
Así es!.
En mayor o menor medida, todos cometemos este error, tal vez porque sea condición humana , pero que condición más  inevitable y tonta es.
El hecho de que este sentimiento no lo podamos controlar,  es indiscutible , pero lo que si podríamos discutir es la intensidad con la que lo sufrimos.
Y a la conclusión que he llegado , gracias a las sabias palabras de muchos de los que me rodean , es que debemos ser un poco más cautos en cuanto a nuestros miedos y temores, porque como bien dicen algunos proverbios árabes y chinos que circulan por ahí ... si tiene solución , se solucionará  mientras habremos perdido el tiempo y las ganas de muchas  cosas , y si no la tiene... pues vamos a llegar al momento de acatar el problema derrotados y sin fuerzas para luchar por él.
Porque yo soy de las que piensa, que alguna solución por pequeña que sea , siempre la puede haber.
Así que vamos a sonreirle a la vida, y nunca a llorarle antes de tiempo.
Bsts  y a seguir pensando que "con cualquier cosa estoy mona!"

El post de hoy va por un@s cuant@s  que nos lo deberíamos de aprender  muy bien!

No hay comentarios:

Publicar un comentario