jueves, 25 de julio de 2013

El ruido de unas llaves

Esta mañana , como cualquier mañana mientras presento mis escritos , mi amiga Pili me ha contando algo que me ha  dado que pensar y algo que me ha gustado escuchar.
Algo que puede parecer una tontería , algo que puede resultar irrelevante , pero algo que creo puede significar mucho.
Lo que me decía , era algo así como  que el otro día había escuchado en la radio , que uno de los detalles en los que se podía percibir el amor que se siente hacía la persona que convive contigo , era  el mero hecho de sentir una irreprimible alegría al escuchar el sonido de las llaves mientras se abre la puerta de tu casa.

Pero esta mañana , no era una mañana cualquiera, era una mañana en la que todos hemos sentido de alguna manera el dolor de la pérdida .
Y ha sido una mañana en la que al mantener esta conversación con mi amiga , me he dado cuenta de que lo que me ha dicho es cierto , y de que lo que me gustaría es que todos los días de mi vida pueda sentir esa pequeña alegría al escuchar ese leve sonido.

Cuanto lo siento por aquellos que no volverán a sentir ese "tintineo" de las  personas con quienes comparten sus llaves.

Hoy no  puedo deciros  "con cualquier cosa estoy mona!", de la forma acostumbrada. Hoy sólo puedo decirlo desde la tristeza, desde la pena que siento por lo que ha ocurrido en ese tren.

Gracias Pili, no sólo por esta anécdota, sino por el cariño con el que siempre nos tratas a todos. Bsts

1 comentario:

  1. A mi se sigue dando un vuelco el corazón cuando cada noche escucho ese ruido y ya por fin lo tengo en casa.
    Precioso post

    ResponderEliminar