sábado, 20 de julio de 2013

El momento maleta

Esta mañana me he tenido que reír con mi amiga Sonia cuando me contaba como había preparado su maleta para este finde, y eso me ha hecho recordar lo importante que es el momento que elijamos para organizar nuestro equipaje.
Especialmente un equipaje para larga duración como pueden ser nuestras vacaciones estivales. Un equipaje que puede condicionarnos gran parte de las mismas, y que por ello hay que dedicarle su debido tiempo.
En primer lugar, debemos hacer esta tarea en un momento en el que estemos relajadas , de muy buen humor, y sobre todo pensando "el allí" y no en "el aquí", porque en caso contrario puede ser muy probable que se nos olviden cosas o que lo que incluyamos en nuestra maletas no sea precisamente lo que más guste o más nos favorezca allí donde nos encontremos.

En ningún momento debemos pensar que las vacaciones son sólo para descansar y por ello limitarnos a la ropa cómoda o casual. No, hay que barajar siempre la posibilidad de alguna fiesta o noche de glamour, por eso es indispensable no dejarse atrás al menos uno de los modelitos espectaculares que cuelgan de nuestros armarios.
Hay que pensar que no pasará nada porque vuelvan sin haberse utilizado, pero ... y si surge la oportunidad? , te vas a quedar con la pena de no haberte podido poner algo porque no lo llevabas?. Aún recuerdo cuando me llevé a Marruecos mi falda de plumas para nada, pero y si me hubieran invitado a una fiesta allí? donde hubiera encontrado yo una falda como esa para ponérmela?
Otro detalle a tener en cuenta son los bolsos, piensa que no te puedes pasar todo un mes o una quincena con dos bolsos como mucho, hay que incluirlos de diversos colores y distintos estilos, no cometáis el error de un bolso para todo y la bolsa de la playa, porque os arrepentiréis.
Por supuesto tampoco debemos dejar atrás aquellos detalles tan personales que además de gustarnos  nos hacen diferentes, ya que aunque sólo sea para bajar a la playa un complemento mono nunca está de más.
Y además de ésto..., pues lo imprescindible, lo necesario, los "por si a caso", etc... hasta que desgraciadamente no quepa nada más en el maletero del coche , o realmente exceda el peso permitido en el avión.
Porque cuando se está fuera de casa siempre es mejor que sobre a que falte y porque para poder decir "con cualquier cosa estoy mona!", al menos hay que llevar "cualquier cosa".

Un besito a mis niñas que son mi fuente de inspiración además de mi mejor ilustración.

Feliz equipaje!!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario