jueves, 17 de enero de 2013

Mejor, un broche.

Este post me quedaría super chic si os hablará de los Mojitos Shoes, esos zapatos diseñados por un arquitecto y que serán la sensación de este verano, pero no me sale.
Y no me sale porque al igual que la mayoría de vosotros , no puedo pensar  lo que luciré dentro de unos meses, porque no sé  con que me voy a encontrar a corto plazo . Porque no sé con que Decreto o "recorte" me voy a despertar mañana , y porque como ya dije en cierta ocasión , hasta  no hace mucho todos pensábamos en lo que podríamos llegar a tener y sin embargo ahora nos conformamos con  poder mantener lo que tenemos.


Por eso , como yo "con cualquier cosa estoy mona!" , mejor os hago un post de broches, complemento que me encanta a la vez que me resulta imprescindible. 
Y es que... hay algo más mono, asequible, y fácil de comprar o regalar que uno de ellos?
La mayoría de los míos son regalos y desde aquí los agradezco, porque todos saben cuanto me gustan y cuanto disfruto luciéndolos. El arte de llevarlos es saber elegir el adecuado para cada prenda , y el arte de sacarles el máximo partido es que si te lo colocas para que se vean bien, mientras te lo miran , te comentan  y le cuentas , no se darán cuenta si vas repitiendo chaqueta o jersey.

Besitos y a lucir broches por ahora, que para verano ya veremos!

Pd; Si alguien me regaló alguno y no lo ve por aquí , no es porque no me guste, es porque seguro está colocado en alguna chaqueta y no me ha dado tiempo de recopilarlos todos, ok?

No hay comentarios:

Publicar un comentario