domingo, 13 de enero de 2013

De Erasmus

Si tus amigas tienen algo que tu no lo tienes , es como si tu lo tuvieras. Y esa fue nuestra reacción al cruzar la puerta que da paso al vestidor de nuestra Rocío. Nos volvimos literalmente locas, porque aunque  nunca vayas a utilizar el fondo de armario de tus amigas , no me digáis que no es un lujo pensar que si algún día necesitas ésto o aquello ,tienes  donde ir a buscarlo.
Ayer fue nuestro día de las pieles , entre unas y otras le dimos uso a estas prendas que a mi me gustan tanto y que por cuestiones climatológicas no me las puedo poner tanto como me gustaría. Por eso no puedo evitar enseñaros estas botas tan a juego con mi poncho, que como a penas las uso pueden correr el riesgo de no salir en este Blog.
Aunque lo más interesante que hoy os voy a contar, además de enseñaros todos estos complementos monos que veis, es la idea de nuestra amiga Manoli, que no es otra que el "enviarte de Erasmus" aquello que te guste y necesites probar o utilizar en determinada ocasión. Qué gracia me hace cuando se abren los bolsos y se hacen los intercambios de Erasmus. Esta semana me ha tocado a mi probar su e-book , porque está empeñada en que es mucho mejor que un libro tradicional,algo que ya os contaré cuando lo pruebe.


Con amigas así y con ideas como éstas sería imposible no poder decir que "con cualquier cosa estoy mona!".
Besitos chicas!

1 comentario:

  1. Algo que nos confirmarás pronto jajajaj.
    Y oye, aunque yo sea la que lo haya puesto en practica entre nosotras, huelga decir que la idea del Erasmus no es mia :P
    Un beso, guapa!

    ResponderEliminar