viernes, 2 de noviembre de 2012

Mi famoso bizcocho

Cada vez que hago uno de mis bizcochos, todo aquel que lo prueba no sólo me dice lo buenísimo que está , sino que repite. Al igual que también sois muchas las que me habéis pedido la receta aunque nunca no os la he pasado por falta de tiempo.
Así que precisamente hoy que se me ha estropeado el que estaba haciendo, pero que sin embargo ha sido uno de los días más felices de mi vida, os lo cuento a través del "con cualquier cosa estoy mona!" y así me ahorro unos cuantos de mails, ok?
Ingredientes;
1 yogur de Limón
120 ml de aceite de oliva virgen extra ( o lo que es lo mismo para mí, el vasito del yogur)
250 gr de azúcar

350 gr de harina
1 sobre de levadura de repostería
3 huevos
La ralladura de un limón
Y una tableta de chocolate ( postres)

Separamos las yemas de las claras , las cuales montaremos. Y tanto a las yemas como a las claras le incorporamos la mitad del azúcar a cada una.
A las yemas  batidas con su azúcar le añadimos la ralladura del limón, el yogur y el aceite. Y una vez mezclados, le añadimos las claras montadas también con su azúcar, siempre intentando que no se bajen.
Una vez mezclado todo lo anterior , le agregamos la harina tamizada y la levadura.
Justo antes de batirlo , le agregamos media tableta de chocolate ( o una entera según lo fanáticos que seáis de este manjar) que previamente hemos fundido con un poco de leche para ayudarlo.
Conseguida la mezcla , yo lo pongo en la Cheff durante 37 o 39  minutos según el chocolate que  haya utilizado, pero para las que vayáis a utilizar el horno os recomiendo que le deis el mismo tiempo que a los bizcochos tradicionales más unos 5 ó 7 minutitos mas de cortesía. No obstante , la comprobación de clavarle el cuchillo y que éste salga limpio es lo que os demostrará que está en su punto.
Y una vez esté terminado , se vuelve a fundir la otra media o entera tableta (insisto que depende del gusto) y se baña el bizcocho.

Cómo veis no tiene ni ciencia alguna ni secreto irrevelable.
Lo que sí tenéis es que echarle un poquito de imaginación y talento para decorarlos según el homenajeado, lo que se celebre o lo que se os ocurra.

Yo no es que sea muy talentosa, pero los hago con tanto cariño que a mi resultan muy graciosos. Y como se comen tan pronto porque están tan ricos no da tiempo de apreciar ni de recordar las imperfecciones decorativas .
Para las que ni sepáis ni os guste cocinar , os aseguro que es un "quedabien" de lujo.

Un besito para alguien que con sólo haberle mirado he descubierto que le quiero como nunca hubiera imaginado, alguien que creo que se va a comer muchos de mis bizcochos!

2 comentarios:

  1. Hola Mariló,

    ¿me puedes decir, qué utilizas después para decorarlo?
    Te quedan super bien y a mi me encantan los bizcochos de chocolate con esa pinta. Lo he decidido, ¡¡ me voy a animar!!

    ResponderEliminar
  2. Hola! pues los decoró según lo que me encuentre en casa, frutos secos, azúcar glass, coco rallado, etc... e incluso con unas cremitas de colores que hay del Dr. oetker. Bsts

    ResponderEliminar