domingo, 14 de octubre de 2012

Lo que me apetezca

Pues sí, yo soy de esas que cuando no tienen que trabajar se dedican a  hacer  lo que realmente les apetece.
A mi me da igual el tiempo que haga, la fecha que sea , o quienes tenga a mi lado. Si tengo ganas de fiestas me las busco y  si lo que quiero es tranquilidad me la encuentro.
Y a veces, raras veces, lo que me apetece es lo que he hecho este puente . Quedarme en casa, hacer uso de  mi sofá , ver la tele  y pasearme por carrefour sin que me anuncien los minutos que faltan para el cierre.
Qué fácil es disfrutar de nuestro tiempo libre cuando podemos hacer lo que queremos, que simplemente no es otra cosa que hacer lo que normalmente no podemos.

Sin embargo lo que no es fácil de entender son las dos incongruencias con las que yo me he encontrado en un par de días ;
La primera me la he encontrado en el supermercado al que me he referido, en el que lo que me han ofrecido ha sido una iluminación lúgubre, una distribución ilógica y una música ambiental triste y melancólica que más bien me han incitado a marcharme  pronto en lugar de llenar el carro de la compra.   
Y la segunda ha sido con Bob Esponja. Me he quedado atónita cuando he visto que en la serie preferida del público infantil  se hablaba de un primo criminal que acababa de salir de la cárcel y que le enviaba anónimos al protagonista  amenazándole con  meter a sus padres en una olla hirviendo.
Con lo cual no sé si yo de tanto pensar que "con cualquier cosa estoy mona " y después de haberme tomado un relax , me he quedado un poco tonta y no me he enterado del capítulo ni he captado los mensajes subliminales que supuestamente me tienen que animar a comprar, o si son el guionista y el encargado de marketing  los que no se están explicando  muy bien.

Así que no me queda más remedio que  llegar a una nueva conclusión, y es que tenemos que hacer lo que  nos apetezca pero mejor si es con cierta  congruencia .


No hay comentarios:

Publicar un comentario