domingo, 28 de octubre de 2012

De vez en cuando

Ellos crecieron juntos y todos fuimos partícipes de nuestros noviazgos y   testigos de nuestras bodas, por eso es inevitable que cada vez que se reunen terminen contando anécdotas de su infancia o juventud mientras  a nosotras nos encanta ver lo bien que se lo pasan estando juntos.
Y como ya tocaba porque hacía  tiempo que no podíamos coincidir, ayer decidimos organizar una comida. Para ello elegimos "la casa del tesorero" ,un lugar precioso y decorado con gusto exquisito situado en el centro de Sevilla , al que merece la pena ir sólo por verlo y ser atendido por sus camareros que son tan simpáticos como Carmelo.


En esta casa no hay un rincón feo , así que imaginaros el juego que  a mí me dio eso para hacerme  fotos con mis amigas y así poderos enseñar cuanto complemento mono se  habían colocado para la ocasión.

Sin embargo de mí, que "con cualquier cosa estoy mona" sólo os voy a mostrar la falda de Zara que llevaba, una falda que enseño no sólo porque me guste mucho sino porque estoy encantadísima de comprarle ropa a un Sr. que ha tenido el detalle de hacer una donación tan esplendida a Cáritas .
Y como está feo terminar el postre y marcharse a casa, pues nada mejor que un paseo por el centro de nuestra ciudad , y hacer unas paraitas para tomarse unas copitas e incluso echarse unos bailecitos que de vez en cuando sientan divinamente.
Una vez más hemos pasado un día muy bueno y una vez más hemos dicho que nos veremos en Marraquech.

Un besito a los que no han podido acompañarnos hoy, pero que también forma parte de nosotros y le hemos echado de menos.

1 comentario:

  1. Ideal tu falda, y más teniendo en cuenta que pocas saben llevar los volantes como lo haces tu.
    A mi también me enorgullece comprarle ropa a quien ha tenido un gesto tan bondadoso como el Sr. Ortega.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar