sábado, 29 de septiembre de 2012

Ayer con sandalias y hoy con botas

Estos cambios tan bruscos no son buenos para el carácter , sobre todo cuando toca el por todas temido "cambio de armarios" . Algo que es capaz de amargar la existencia femenina durante unos días, porque la masculina ni se inmuta, o alguna de vosotras habéis escuchado a algún hombre lamentarse por este motivo???.
Si a ello le añades un mal tiempo repentino y un no tener tiempo que dedicarle , al final terminas como mi Elena "que no da píe con bola" o como yo , completamente "trastocada".


Tal vez ésta sea la peor época del año para el "qué me pongo",pero para eso están mis niñas , para saber que ponerse.
En todos los grupos las hay precavidas ,como Encarni y Elena que  que hoy traían  sus gabardinas para la lluvia , además de unos collares muy elegantes. Las hay  apropiadas, como Sonia y Mª Luisa , con unas chaquetas de entretiempo muy acordes a las fechas que tenemos y unos bolsos ideales. Las hay como Ana y yo, que hoy a pesar de como estuviera el día nosotras teníamos ganas de camisas blancas y nos las hemos colocado, eso si, con unos pañuelos para acompañar un poco el asunto. Y las hay para comérselas, como todas ellas, porque no se puede ser más divertidas, cariñosas y ocurrentes , de ahí que  nuestro desayuno mono sea  irrenunciable.
Ya veís que poco  ha durado mi resistencia al otoño, que rápido he tenido que dejar mis sandalias y qué fin de semana me espera de guardar, colocar y cambiar, para poder continuar diciendo "con cualquier cosa estoy mona" .

Besitos y buen finde , especialmente para las que van a hacer lo mismo que yo.
Mª Luisa , nos ha encantado tenerte entre nosotras!

1 comentario:

  1. cuando llega el buen tiempo en seguida saco los zapatos, pero cuando llega el mal tiempo....¡ay que pereza!!!! me mojo los pies por no ponerme los zapatos de invierno...Y es que los de verano son tan monos!!!

    ResponderEliminar