viernes, 22 de junio de 2012

La foto en la joyería

La verdad es que nunca pensé que el post de ayer iba a tener tal repercusión , si llego a saber que iba a dar tanto juego  me hubiera esmerado un poco más e  incluso hasta  hubiera ido a la peluquería.
Pero lo mejor, es lo que me he reído con muchos de vosotros  " a costa" del mismo , y lo cerca que me he sentido de mi Preysler .
Porque para mi ella siempre será la imagen de Suárez, ella siempre será un referente de la elegancia y ella siempre será "la más".
Han sido muchos años viéndola en las portadas, observando cada uno de sus gestos, admirando sus poses  y envidiando sus modelitos .
 Aunque ... anoche fui yo la que se hizo la foto en la joyería !.
Qué conste que nunca  fue mi intención parecerme a ella  ni en ningún momento de mi vida me lo he planteado, puesto que no  lo hubiera conseguido ni querido . Entre otras cosas , porque la naturaleza nos hizo distintas y la vida nos trato de diferente manera ,porque sería imposible  dar a mi look ese aire oriental que tanto la caracteriza, porque no me veo con capacidad para dar tres veces el "si quiero", porque mi diplomacia no llega a tales extremos , y porque no estoy dispuesta a renunciar a mis mechas .
Lo que si le he copiado , y os  recomiendo a todas que también lo hagáis , es un truquillo cuando poséis ante las cámaras. En el momento foto , es fundamental pegar la lengua al paladar y sonreír al objetivo como si le estuvieseis sonriendo a quien realmente os gustaría que os hiciera la foto. A que ya lo habéis probado y os acabáis de sentir más fotogénicas???
Y si mientras os lleváis la lengua al paladar y ponéis la sonrisa adecuada , pensáis  "con cualquier cosa estoy mona", la foto os aseguro que no habrá que repetirla.

Besitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario