martes, 20 de marzo de 2012

Una ignorante del Gin Tonic

Así es como me siento , una completa ignorante del GinTonic, aunque tampoco pienso hacer nada por evitarlo.
Yo le era muy fiel a mi Ballantine con light  hasta que hicimos una cata de Tanqueray en casa , algo que os recomiendo a todos  porque se pasa un rato muy divertido .
Pues bien, tras esa experiencia no sólo comprobé que la ginebra no estaba tan mala como yo creía, sino que poco a poco cada vez me iba apeteciendo más  ( sin que este comentario se vaya a sacar de contexto, por favor).
Pero lo que nunca imaginé es que pedirme un gin tonic se pudiera llegar a convertir en un trauma. 
Vamos a ver, que si lo que a mi me gusta es un Tanqueray con tónica y ya está , no tiene porque mirarme el camarero de turno con cara de... "pobrecita esta chica , aunque ella diga eso de con cualquier cosa estoy mona, es una simple y no sabe lo se pierde !".
Sincera y públicamente  reconozco que  no distingo entre las innumerables marcas que me proponen, ni me importa los años que tenga, las semillas de enebro no me aportan nada, si me colocan una uva  ésta sólo me interrumpe, si le añaden a mi copa unas frutitas exóticas lo único que se me pasa por la mente es que puedan ser reutilizables porque serán muy decorativas pero poco más ,como le añadan "hojitas" me recuerda al caldito de la feria y se me corta el punto, y si le rocián  un algo desconocido cuyo objetivo sólo es darle color al brebaje pues ... como que parece que me dan jarabe y ya no me la tomo. 
Eso sí , me gusta con dos rodajitas de limón, ni una ni tres.

Qué le vamos a hacer ! no entenderé , pero tampoco ofendo a nadie si no me recreo en una carta de ginebras hasta optar por la gran elección, no???

Besitos.


1 comentario:

  1. Asi es, y si no que le pregunten a muchos de los que hacen la gran elección si saben o les gustan lo que se están tomando.
    Paco

    ResponderEliminar