jueves, 22 de diciembre de 2011

Un Dom Perignon para decorar.


En cierta ocasión mis tíos me regalaron este detalle tan elegante, y la verdad es que queda tan mono en mi salón y decora tanto , que no os podéis imaginar el trabajito que me cuesta abrirlo. Así que para no escuchar más a determinadas personitas , les prometí que el día que nos tocara la lotería brindaríamos con mi Dom Perignon Vintage .
Y ...... uffff , menos mal que no me ha tocado , jajajjajajja , porque me da mucha pena abrirlo.
Con mi teoría de que en mi salón todo tiene cabida y que a los objetos les cojo cariño, no veáis el museo tan variopinto que estoy organizando.


 
Así que ya está guardadito otra vez para el año que viene, o quien sabe, igual el "con cualquier cosa estoy mona " traspasa fronteras y lo tenemos que usar para festejar mi Pulitzer.
Por ahora y una vez más , nos conformaremos comiendo bombones y con el "Virgencita como estamos", que no es poco. Mientras tanto yo sigo guardándole el luto a las botellitas y eligiendo relojes .

Y por supuesto pensando que en cuanto a euros no soy rica, pero en cuanto a gente que me quiere soy multimillonaria, y eso me gusta incluso más.

Gracias a vosotros!

3 comentarios:

  1. Ya sabes lo que dice André, que el vino espumoso no aguanta mucho en botella! así que si no encuentras una excusa mejor, ábrela porque sí, invitame a una copa, brindamos por lo que quieras y luego guarda la botella para agua o para florero.
    Muaks

    ResponderEliminar
  2. Yo pienso igual que mi hermana primita, asi que va a ver que abrirlo ya...y yo quiero una copita. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Yo ya sé como pensais las dos , personitas!. Y vosotras también sabeis que cuando llegue el momento la compartiremos. Mientras , está muy mona como está y donde está, jajjajjajja.Bstsssssssss

    ResponderEliminar